Lengua 

Mensajes Anuales a Jakov

Jakov Colo tuvo apariciones diarias desde el 25 de junio de 1981 hasta el 12 de septiembre de 1998. Aquel día, la Virgen le dijo:
¡Querido hijo! Yo soy tu Madre y te amo incondicionalmente. A partir de hoy, no me apareceré a ti cada día, sino únicamente para Navidad, el Día del Nacimiento de Mi Hijo. No te pongas triste, porque Yo como Madre estaré siempre contigo y como toda verdadera madre, no te abandonaré. Tú continúa en adelante siguiendo el camino de Mi Hijo, camino de paz y de amor, y procura perseverar en la misión que te he confiado. Sé el ejemplo de aquél que ha conocido a Dios y el Amor de Dios. Que las personas vean siempre en ti un ejemplo de cómo Dios obra en las personas y de cómo actúa a través de ellas. Yo te bendigo con mi bendición maternal y te agradezco por haber respondido a mi llamado.
Después de confiarle el décimo secreto, la Virgen le dijo que se le aparecería una vez al año, en Navidad, el 25 de diciembre.
Después de la aparición que comenzó a las 11,50 y que duró 12 minutos, Jakov escribió: "La Virgen vino gozosa. Ella me saludó como siempre con un 'Alabado sea Jesús'. Me habló de los secretos y luego me dio este mensaje:"
¡Queridos hijos! Hoy, día del nacimiento de mi Hijo, mi corazón está lleno de inconmensurable gozo, amor y paz. Como vuestra Madre deseo que cada uno de ustedes sienta en su corazón ese mismo gozo, paz y amor. Por eso, no tengan miedo de abrir su corazón y abandonarse completamente a Jesús, porque solamente así, El puede entrar en su corazón y llenarlo de amor, de paz y de gozo. Yo los bendigo con mi bendición maternal.
Jakov oró con su familia. El se había preparado para la aparición con la Santa Confesión y la Santa Misa. Después de la aparición él lloró por algún tiempo.
La aparición comenzó a las 3.00 p.m. y duró 10 minutos. Nuestra Señora vino gozosa y vestida de oro con el Niño Jesús en sus brazos. Habló de los secretos y bendijo a todos. Ella dio un mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy en el aniversario de mi Hijo, cuando mi corazón está lleno de una alegría y un amor inconmensurables, los invito a una completa abertura y un completo abandono a Dios. Expulsen toda tiniebla fuera de vuestro corazón y permitan a la Luz de Dios y al amor de Dios entrar en vuestro corazón y permanecer para siempre. Sean portadores de la Luz y del amor de Dios para toda la humanidad, de manera que todo en vosotros y a través de vosotros puedan sentir y experimentar la verdadera Luz y el amor que sólo Dios puede darles. Los bendigo con mi bendición maternal.
La aparición comenzó a las 15,20 y duró 10 minutos. Nuestra Señora vino gozosa con el Niño Jesús en brazos. Bendijo a todos y dio un mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy cuando Jesús ha nacido y con su nacimiento ha traído un inmenso gozo, amor y paz, de manera especial los invito a que digan su Sí a Jesús. Abran vuestros corazones para que Jesús entre en ellos, habite en ellos y empiece a actuar a través de ustedes. Sólo así podrán comprender la genuina hermosura del amor, del gozo y de la paz de Dios. Queridos hijos, regocíjense por el nacimiento de Jesús y oren por todos aquellos corazones que no se han abierto a Jesús, a fin de que Jesús pueda entrar en cada uno de sus corazones, pueda comenzar a actuar a través de ellos, y para que cada hombre sea un ejemplo de auténtico ser humano a través del cual Dios actúa.
La aparición comenzó a las 15,30 horas y duró 5 minutos. La Virgen dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy cuando Jesús nace nuevamente para ustedes, deseo invitarlos de manera especial a la conversión. Oren, oren, oren por la conversión de vuestro corazón, para que Jesús nazca en todos vosotros, habite en vosotros y reine en todo vuestro ser. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!
La Virgen vino con el Niño Jesús entre los brazos. La aparición comenzó a las 17:20, duró 7 minutos y la Virgen dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy, en el día del amor y de la paz, con Jesús en los brazos, los invito a orar por la paz. Hijitos, sin Dios y sin la oración no pueden tener paz. Por eso, hijitos, abran su corazón para que el Rey de la Paz nazca en su corazón. Sólo así podrán testimoniar y llevar la paz de Dios a este mundo sin paz. Estoy con ustedes y los bendigo con mi bendición maternal.
La aparición comenzó a las 15:15, duró 8 minutos y dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy, cuando Jesús de manera especial desea donar su paz, los invito a orar por la paz en sus corazones. Hijos, sin la paz en sus corazones no pueden sentir el amor y la alegría del nacimiento de Jesús. Por eso hijitos, hoy de manera especial, abran sus corazones y comiencen a orar. Solamente a través de la oración y de la entrega total, vuestro corazón estará lleno del amor y de la paz de Jesús. Yo los bendigo con mi bendición maternal.
La aparición comenzó a las 14:30, duró 7 minutos y dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy, en este día de gracia, con el Niño Jesús en brazos, los invito de una manera especial a abrir vuestros corazones y comenzar a orar. Hijitos, pidan a Jesús que nazca en vuestros corazones y que reine en vuestras vidas. Pídanle la gracia de que siempre y en cada hombre ustedes puedan reconocerlo a El. Hijitos, pidan a Jesús el amor, porque solamente con el amor de Dios ustedes pueden amar a Dios y a todos los hombres. Yo los llevo a todos en mi corazón y les doy mi bendición maternal.
La aparición comenzó a las 14:45, duró 7 minutos y dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy, con Jesús en brazos, de manera especial los llamo a la conversión. Hijos, durante todo este tiempo en que Dios me ha permitido estar con ustedes, incesantemente los he llamado a la conversión. Muchos de sus corazones han permanecido cerrados. Hijitos, Jesús es paz, amor, alegría, y por eso decídanse ahora por Jesús. Comiencen a orar. Pídanle el don de la conversión. Hijitos, sólo con Jesús pueden tener paz, alegría y un corazón lleno de amor. Hijitos, yo los amo. Soy su Madre y les doy mi bendición maternal.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría la aparición una vez al año, y esto sería el 25 de Diciembre. Así ha sido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús entre los brazos. La aparición comenzó a las 15:23, duró 6 minutos y dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy es el gran día de la alegría y de la paz. Alégrense conmigo. Hijitos, de manera especial, los invito a la santidad en sus familias. Deseo, hijitos, que cada una de sus familias sea santa, y que la alegría y la paz de Dios, que Dios hoy les envía de manera especial, reinen y moren en sus familias. Hijitos, abran hoy sus corazones en este día de gracia; decídanse por Dios y pónganlo en el primer lugar en sus familias. Yo soy su Madre. Los amo y les doy mi bendición maternal.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría la aparición una vez al año, y esto sería el 25 de Diciembre. Así ha sido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús entre los brazos. La aparición comenzó a las 14:29, duró 6 minutos y dio el siguiente mensaje:
Hoy los invito de manera especial a abrirse a Dios, y que hoy cada uno de sus corazones se convierta en el lugar del Nacimiento de Jesús. Hijitos, deseo conducirlos a las alegrías de vuestra vida, todo este tiempo en que Dios permite que esté con ustedes. Hijitos, la única alegría verdadera de su vida es Dios. Por eso, queridos hijos, no busquen la felicidad en las cosas terrenales, sino abran sus corazones y acepten a Dios. Hijitos, todo pasa, sólo Dios permanece en vuestro corazón.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría la aparición una vez al año, y esto sería el 25 de Diciembre. Así ha sido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús entre los brazos. La aparición comenzó a las 9:48, duró 6 minutos y dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy los invito de manera especial a que oren por la paz. Sin Dios no pueden tener paz ni vivir en paz. Por eso, hijitos, hoy, en este día de gracia, abran sus corazones al Rey de la Paz para que nazca en ustedes y les conceda su paz y sean ustedes portadores de la paz en este mundo sin paz. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría la aparición una vez al año, y esto sería el 25 de Diciembre. Así ha sido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús entre los brazos. La aparición comenzó a las 14:35, duró 12 minutos y dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Todo este tiempo en que Dios, de manera especial me ha permitido estar con ustedes, deseo guiarlos por el camino que conduce a Jesús y a vuestra salvación. Hijitos míos, solamente en Dios pueden encontrar la salvación, y por eso, especialmente en este día de gracia, con el Niño Jesús en brazos, los invito a que permitan a que Jesús nazca en sus corazones. Solamente con Jesús en el corazón, pueden emprender el camino de la salvación y de la vida eterna. Gracias por haber respondido a mi llamado.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría la aparición una vez al año, y esto sería el 25 de Diciembre. Así ha sido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús entre los brazos. La aparición comenzó a las 14:25, duró 7 minutos y dio el siguiente mensaje:
Jakov dijo: “La Virgen me habló acerca de los secretos y al final dijo: oren, oren, oren.”
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría la aparición una vez al año, y esto sería el 25 de Diciembre. Así ha sido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús entre los brazos. La aparición comenzó a las 15:30, duró 11 minutos y dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy de manera especial deseo conducirlos y entregarlos a Mi Hijo. Hijitos, abran sus corazones y permitan a Jesús que nazca en ustedes, porque solamente así hijitos, ustedes mismos podrán experimentar su nuevo nacimiento y, con Jesús en sus corazones, emprender el camino hacia la salvación. Gracias por haber respondido a mi llamado.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría una aparición cada año, el 25 de Diciembre. Así ha ocurrido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús en brazos. La aparición comenzó a las 14:15, y duró 10 minutos, luego dio el siguiente mensaje:
Queridos hijos, entréguenme su vida y abandónense completamente a mí para que pueda ayudarlos a comprender mi amor materno y el amor de mi Hijo hacia ustedes. Hijos míos, yo los amo inmensamente y en particular hoy, en el día de la Natividad de mi Hijo, deseo recibir a cada uno de ustedes en mi Corazón y entregar sus vidas a mi Hijo. Hijos míos, Jesús los ama y les concede la gracia de vivir en Su misericordia, pero muchos de sus corazones han sido aprisionados por el pecado y viven en las tinieblas. Por tanto, hijos míos, no esperen más, digan no al pecado y entreguen sus corazones a mi Hijo, porque solamente así podrán vivir la misericordia de Dios y, con Jesús en sus corazones, emprender el camino de la salvación.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría una aparición cada año, el 25 de Diciembre. Así ha ocurrido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús en brazos. La aparición comenzó a las 15:07, y duró 8 minutos, luego dio el siguiente mensaje:
Hijitos, Jesús hoy, de manera particular, desea habitar en cada uno de sus corazones y compartir con ustedes cada gozo y cada dolor vuestros. Por eso, hijitos, hoy de manera especial, miren dentro de su corazón y pregúntense si verdaderamente la paz y la alegría, con el nacimiento de Jesús, han conquistado su corazón. Hijitos, no vivan en la oscuridad, anhelen la luz y la salvación de Dios. Hijos, decídanse por Jesús y entréguenle a Él vuestra vida y vuestros corazones, sólo así el Omnipotente podrá trabajar en ustedes y por medio de ustedes.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría una aparición cada año, el 25 de Diciembre. Así ha ocurrido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús en brazos. La aparición comenzó a las 14:40, y duró 8 minutos, luego dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Hoy, en este día de gracia, deseo que el corazón de cada uno de ustedes se convierta en el establo de Belén, donde nació el Salvador del mundo. Yo soy su Madre que los ama inmensamente y que cuida de cada uno de ustedes. Por lo tanto, hijos míos, entréguense a la Madre para que, ante el Niño Jesús, pueda presentar el corazón y la vida de cada uno de ustedes, porque solo así, hijos míos, sus corazones serán testigos del nacimiento cotidiano de Dios en ustedes. Permitan a Dios que con la luz ilumine sus vidas y con la alegría sus corazones, para que ustedes puedan diariamente iluminar el camino, y ser un ejemplo de la verdadera alegría, a otros que viven en la oscuridad y no están abiertos a Dios y a sus gracias. Gracias por haber respondido a mi llamado.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría una aparición cada año, el 25 de Diciembre. Así ha ocurrido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús en brazos. La aparición comenzó a las 14:08, y duró 10 minutos, luego dio el siguiente mensaje:
¡Queridos hijos! Todos estos años que Dios me permite estar con ustedes, son un signo del inmenso amor que Dios siente por cada uno y una señal de lo mucho que Dios los ama. Hijitos, ¡cuántas gracias el Altísimo les ha dado y cuántas gracias desea darles! Sin embargo, hijitos, sus corazones están cerrados y viven en el miedo y no permiten que el amor de Jesús y Su paz tomen posesión de sus corazones y gobiernen sus vidas. Vivir sin Dios es vivir en la oscuridad y nunca llegar a conocer el amor del Padre y Su cuidado por cada uno de ustedes. Por eso, hijitos, hoy de una manera especial oren a Jesús para que desde hoy vuestra vida experimente un nuevo nacimiento en Dios y llegue a ser una luz que irradie de ustedes. De esta manera se convertirán en testigos de la presencia de Dios en el mundo y en cada persona que vive en la oscuridad. Hijitos, yo los amo e intercedo por ustedes cada día ante el Altísimo. Gracias por haber respondido a mi llamado.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría una aparición cada año, el 25 de Diciembre. Así ha ocurrido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús en brazos. La aparición comenzó a las 14:20, y duró 10 minutos, luego dio el siguiente mensaje:
Queridos hijos, hoy en este día de gracia, de manera especial los invito a orar por la paz. Hijos, yo he venido aquí como la Reina de la Paz y los he invitado muchas veces a orar por la paz. Pero hijos, sus corazones están inquietos. El pecado les impide abrirse completamente a la gracia y a la paz que Dios desea darles. Para vivir la paz, hijos míos, es necesario que ante todo tengan paz en vuestros corazones y estar entregados por completo a Dios y a Su voluntad. No busquen la paz y la felicidad en las cosas de este mundo, porque todo eso es pasajero. Tiendan hacia la verdadera misericordia y paz que provienen solamente de Dios, y solo de esa manera sus corazones estarán llenos de una alegría verdadera; solo de esa forma ustedes podrán convertirse en testigos de la paz en este mundo inquieto. Yo soy vuestra Madre e intercedo ante mi Hijo por cada uno de ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado.
En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría una aparición cada año, el 25 de Diciembre. Así ha ocurrido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús en brazos. La aparición comenzó a las 14:07, y duró 10 minutos, luego dio el siguiente mensaje:
Queridos hijos, hoy en este día de gracia, los invito a pedir al Señor el don de la fe. Hijos míos, decídanse por Dios y comiencen a vivir y a creer en lo que Dios les pide. Creer, hijos míos, significa poner sus vidas en las manos de Dios, en las manos del Señor que los ha creado y que los ama inmensamente. No sean creyentes solo con palabras, sino testimonien su fe a través de las obras y con su ejemplo personal. Hablen con Dios, con su Padre. Ábranle y entréguenle sus corazones y verán cómo sus corazones cambian y cómo su vida admirará las obras de Dios. Hijos míos, no hay vida sin Dios, por eso yo como su Madre, intercedo y le pido a mi Hijo que renueve sus corazones y llene su vida con Su inmenso Amor. Gracias por haber respondido a mi llamado.
Para de comparación con distinto lingüístico versión escoja

 


Wap Home | Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN]

Powered by www.medjugorje.ws