Lengua 

Mensajes de Medjugorje conteniendo 'mis'

Total found: 194
Mirjana Dragicevic-Soldo tuvo apariciones diarias desde el 24 de junio de 1981 hasta el 25 de diciembre de 1982. Aquel día, la Virgen le dijo:
Te elegí, y te dije cuanto era necesario. Te confié el conocimiento de horrores que debes sobrellevar con dignidad. Piensa en mí, en cómo también derramo tantas lágrimas por eso. Debes siempre ser valiente. Entendiste enseguida mis mensajes, y así mismo debes comprender que ahora debo dejarte. ¡Sé valiente...!".
Después de confiarle el décimo secreto, la Virgen le dijo que durante toda su vida se le aparecería una vez al año - el 18 de marzo.
¡Queridos hijos! Tengan todos ustedes mis mismos sentimientos. Oren, oren, oren!
Muchos fieles se conmovieron por el último mensaje de Nuestra Señora. Algunos presentían que la Virgen ya no daría más mensajes a la parroquia. Pero esa tarde, Ella dijo:
Yo les hablo y deseo seguirles hablando en el futuro. Pero ustedes deben escuchar mis palabras.
¡Queridos hijos! En estos días, Satanás está tratando de obstaculizar mis planes. Oren para que su plan no tenga éxito. Yo oraré a mi Hijo Jesús para que El les conceda reconocer Su victoria sobre las tentaciones de Satanás. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Oren, porque Satanás insiste en hacer fracasar mis planes. Oren con el corazón y en la oración, entréguense a Jesús.
¡Queridos hijos! Los invito, especialmente a ustedes, los de la parroquia, a vivir mis mensajes y a transmitirlos a los demás, a quienquiera que encuentren. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Con vuestras oraciones me han ayudado a realizar mis planes. Continúen orando, para que estos planes se realicen plenamente. Pido a las familias de la parroquia que recen el Rosario en familia. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! No, ustedes no saben amar y no saben escuchar con amor las palabras que Yo les dirijo. Dénse cuenta, mis predilectos, que Yo soy su Madre y que he venido a la tierra para enseñarles a escuchar por amor, a orar por amor y no a causa de la cruz que llevan. A través de la cruz Dios es glorificado en cada hombre. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! También hoy deseo agradecerles todos sus sacrificios; especialmente deseo agradecer a aquellos que se han vuelto muy queridos de mi Corazón y que vienen aquí de buena gana. Hay muchos fieles de la parroquia que no escuchan mis mensajes; no obstante, a causa de aquellos que están particularmente cerca de mi Corazón, Yo continuaré dando los mensajes a la parroquia. Y los seguiré dando, porque Yo los amo y deseo que comuniquen mis mensajes de corazón. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Satanás es muy fuerte y con todo su poder quiere destruir mis planes que he comenzado a realizar con ustedes. Ustedes oren, sólo oren y no dejen de hacerlo ni siquiera un instante. Yo rogaré a mi Hijo para que se realicen todos los planes que Yo he comenzado. Sean pacientes y perseverantes en la oración! Y no permitan que Satanás los debilite. El actúa muy fuertemente en el mundo. Estén atentos!
¡Queridos hijos! Hoy es el día en que acostumbro dar un mensaje para la parroquia, pero no toda la parroquia acoge mis mensajes ni los vive. Yo estoy muy triste y deseo, queridos hijos, que ustedes me escuchen y vivan mis mensajes. Cada familia debe orar unida y leer la Biblia. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Yo deseo continuar dándoles mis mensajes y por eso, hoy los invito a vivir y a acoger mis mensajes. Queridos hijos, Yo los amo y he escogido de manera especial a esta parroquia, que me es más querida que tantas otras en las que de buena gana me he quedado cuando el Altísimo me envió a ellas. Por tanto, los llamo y les digo: Acójanme, queridos hijos, para que también ustedes sean felices. Escuchen mis mensajes! Escúchenme! Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Yo deseo guiarlos, pero ustedes no quieren escuchar mis mensajes. Hoy los invito a escuchar los mensajes y así podrán vivir todo aquello que Dios me confía transmitirles. Abranse a Dios y Dios obrará por medio de ustedes y les concederá todo lo que necesiten. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Les quiero decir que Yo he escogido esta parroquia y que la guardo en mis manos, como una pequea flor que no desea morir. Los invito a abandonarse a Mí para que Yo pueda ofrecerlos a Dios limpios y sin pecado. Satanás se ha apoderado de una parte de mi plan y quiere hacerlo suyo. Oren para que esto no suceda, ya que Yo los quiero para Mí para poder ofrecerlos a Dios. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Hoy los bendigo y quiero decirles que Yo los amo y los invito a vivir mis mensajes. Hoy los bendito a todos con la bendición solemne que el Altísimo me ha concedido. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Día tras día quiero revestirlos de santidad, de bondad, de docilidad y de amor a Dios, a fin de que día a día ustedes sean más bellos y estén más dispuestos hacia su Seor. Queridos hijos, escuchen y vivan mis mensajes. Yo deseo guiarlos. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Yo, su Madre, los amo y deseo invitarlos a la oración. Yo, queridos hijos, soy incansable y los llamo también cuando están lejos de mi Corazón. Yo soy Madre y sufro por cada uno de mis hijos que se pierde, pero los perdono en seguida y me regocijo por cada hijo mío que regresa a Mí. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Deseo agradecer a todos aquellos que han escuchado mis mensajes y que vivieron el día de Navidad como Yo lo dije. Ahora, deseo seguir guiándolos en el amor. Entréguenme sus corazones para que continúen limpios de pecado. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Hoy deseo darles mi amor. Ustedes no saben, queridos hijos, cuán grande es mi amor y no saben acogerlo. De diversas maneras Yo se los quiero manifestar, pero ustedes, queridos hijos, no lo reconocen. Ustedes no comprenden mis palabras con el corazón, por lo tanto tampoco entienden mi amor. Queridos hijos, acéptenme en sus vidas y entonces podrán aceptar todo aquello que Yo les digo y todo aquello a lo que Yo los invito. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Hoy los invito a decidirse, si desean vivir los mensajes que Yo les estoy dando. Deseo que sean activos en vivir y comunicar mis mensajes. De modo particular, queridos hijos, deseo que todos ustedes sean un reflejo de Jesús que ilumine a este mundo infiel que camina en tinieblas. Deseo que todos sean luz para otros y que den testimonio de la luz. Queridos hijos, ustedes no han sido llamados a las tinieblas sino a la luz; por tanto, vivan la luz con sus vidas. Gracias por haber respondido a mi llamado!
Para de comparación con distinto lingüístico versión escoja

 


Wap Home | Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN]

Powered by www.medjugorje.ws