Lengua 

Mensajes de Nuestra Señora Reina de la Paz en Medjugorje de por Mes marzo

¡Queridos hijos! También hoy los invito al abandono total a Dios. Ustedes, queridos hijos, no están conscientes del gran amor con el que Dios los ama. Es por eso que El me permite estar con ustedes, para instruirlos y ayudarlos a encontrar el camino de la paz. Pero ustedes no podrán descubrir este camino si no oran. Por eso, queridos hijos, déjenlo todo y consagren su tiempo a Dios y Dios los recompensará y los bendecirá. Hijitos, no olviden que su vida pasa como una florecilla de primavera, que hoy es maravillosa y de la que maana no habrá quedado nada. Por eso, oren de tal forma que su oración y su abandono se conviertan en una seal en el camino. Así, su testimonio no será sólo para esta vida sino para toda la eternidad. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Hoy les agradezco su presencia en este lugar, en el cual Yo les ofrezco gracias especiales. Los invito a cada uno de ustedes a comenzar a vivir la vida que Dios desea de ustedes y a comenzar a hacer buenas obras de amor y misericordia. No deseo que ustedes, queridos hijos, vivan los mensajes y al mismo tiempo sigan pecando, porque eso no es de mi agrado. Por tanto, queridos hijos, Yo deseo que cada uno de ustedes comience una nueva vida y que no destruyan todo aquello que Dios está obrando en ustedes y que El les da. Les doy mi bendición especial y me quedo con ustedes en su camino de conversión. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Deseo agradecerles todos sus sacrificios y los invito al sacrificio más grande: el sacrificio del amor. Sin amor, ustedes no podrán transmitir sus experiencias a los demás. Por lo tanto, Yo los invito, queridos hijos, a comenzar a vivir el amor en sus corazones. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Hoy los invito a ser activos en la oración. Ustedes desean vivir todo aquello que Yo les digo, pero no lo logran porque no oran. Queridos hijos, les ruego, abran sus corazones y comiencen a orar. La oración se convertirá para ustedes en gozo si comienzan a orar así. La oración no será aburrida, porque ustedes orarán por puro gozo. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Hoy los invito a vivir esta Cuaresma haciendo pequeos sacrificios. Gracias por cada pequeo sacrificio que Me han ofrecido. Queridos hijos, en adelante, vivan así y ayúdenme con amor a ofrecer sus sacrificios a Dios y El los recompensará. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! También hoy los invito a abrirse más a Dios para que El pueda actuar a través de ustedes. En la medida en que ustedes se abran, recogerán los frutos. Deseo de nuevo invitarlos a la oración. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Hoy quiero hacerles esta invitación: OREN, OREN, OREN! En la oración, ustedes conocerán el gozo más grande y encontrarán la solución a cualquier situación difícil. Gracias por los progresos que hacen en la oración! Cada uno de ustedes es querido a mi Corazón y agradezco a todos aquellos que han incrementado la oración en sus familias. Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Hoy deseo invitarlos a todos ustedes a la Confesión, aún cuando se hayan confesado hace pocos días. Deseo que vivan mi fiesta en sus corazones. Pero ustedes no podrán hacerlo, a menos que se entreguen completamente a Dios. Por tanto, los invito a todos a reconciliarse con Dios! Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! Yo deseo continuar dándoles mis mensajes y por eso, hoy los invito a vivir y a acoger mis mensajes. Queridos hijos, Yo los amo y he escogido de manera especial a esta parroquia, que me es más querida que tantas otras en las que de buena gana me he quedado cuando el Altísimo me envió a ellas. Por tanto, los llamo y les digo: Acójanme, queridos hijos, para que también ustedes sean felices. Escuchen mis mensajes! Escúchenme! Gracias por haber respondido a mi llamado!
¡Queridos hijos! En sus vidas, todos ustedes han experimentado momentos de luz y de tinieblas. Dios concede a cada hombre reconocer el bien y el mal. Yo los invito a llevar la luz a todos los hombres que viven en tinieblas. Cada día llegan a sus casas personas que están en tinieblas. Queridos hijos, dénles ustedes la luz. Gracias por haber respondido a mi llamado!
Para de comparación con distinto lingüístico versión escoja

 


Wap Home | Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN]

Powered by www.medjugorje.ws